jue. Abr 15th, 2021

NR COMUNICACIONES/09-12-2020

OPINIÓN

Esto va dirigido a los padres de familia que quieren mucho a sus hijos. No. No es sarcasmo, es algo que nos debe preocupar a todos por eso la necesidad de mantener una comunicación abierta en familia con nuestros hijos para no tener que sufrir consecuencias más tarde.

Me estoy refiriendo al “reto” que circula en redes sociales llamado “DESAFÍO DE LAS 48 HORAS” que ha angustiado a muchos padres en muchas partes del mundo.

El reto invita a nuestros jóvenes a “DESAPARECER POR 48 HORAS PARA GANAR PUNTOS. NO SE DEBE CONTESTAR EL CELULAR NI TENER CONTACTO CON FAMILIARES O AMIGOS”.

Son infinidad de desafíos si se les puede llamar así, los que han aparecido o circulan en redes sociales en los últimos tiempos. Tampoco se trata de satanizar a aquellos desafíos que tienen propósitos positivos o de diversión ¡No! Se trata más bien de que adoptemos el papel que como padres nos toca y estemos atentos a lo que hacen nuestros hijos cuando están ante la pantalla de un celular o computadora.

Muchos de nosotros conocimos el preocupante “reto” llamado “la ballena azul” que iniciaba como un simple juego y conforme avanzaban en el juego, los retos se hacían más grandes hasta llegar al suicidio.

Pero, retomemos nuestro tema. Este último tema llamado DESAFIO DE LAS 48 HORAS, es también (o debería ser) preocupante ya que como se menciona líneas atrás, consiste en que los jóvenes, por lo general menores de edad, se fuguen de sus casas desapareciendo durante 48 horas. Los menores deberán permanecer sin contacto con sus familias y amigos durante dos días, sin contestar el celular o directamente apagándolo.

Y me pregunto y quizá ustedes amigos lectores tengan la misma duda: ¿Quién gana el desafío? La respuesta es más que perdón la expresión, TONTA.

Gana aquel o aquella que más mensajes de preocupación o de búsqueda del “desaparecido” suban sus familiares. Sí. La meta es conseguir la mayor cantidad de puntaje a costa de la preocupación de los demás.

En nuestro país afortunadamente no se han reportado (aunque no dudaría en que si haya casos) situaciones de esta naturaleza, para que esperar a que sucedan.

Cuidemos la COMUNICACIÓN con nuestros hijos y seguro estoy, que nos evitaremos muchos dolores de cabeza.

@centurión_59

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat