sáb. Jul 24th, 2021

Sonora.- Nora, una madre desesperada por encontrar a su hija desaparecida, buscó durante dos años incansablemente a Fernanda, su hija, quien desapareció un 02 de octubre de 2018.

La desaparición de su hija, la armó de valor para formar un colectivo de búsqueda de desaparecidos y durante dos años, salió a campo a buscarla por su cuenta y con sus propios recursos, a ella y los cientos de desaparecidos del municipio de Cajeme, Sonora.

Se cansó, lloró, gritó, se desesperó, e inclusive enfermó, quiso abandonar todo, pero la promesa que le hizo al recuerdo de su hija la mantenía en pie para continuar buscándola.
Ella la quería de vuelta, como todos, en vida, sin embargo, el 02 de octubre de 2020 dio con sus restos.

Le tocó sacar a Fernanda, parte por parte de una tumba clandestina, tomarla con amor y limpiar cada hueso que encontró de ella, situación que ninguna madre debería de vivir, nunca…

Al final pudo decir: “Tú Mamá te encontró ya llegue por ti, ya nos vamos”

Nora no quebró vidrios, no pintó paredes, no dañó monumentos, no incendió nada, y aún así la autoridad nunca le dio resultados, fue ella al lado de su grupo de amigas y buscadoras, quienes tuvieron que dar con el paradero de Fernanda.
Nora jamás agredió a nadie, y la justicia siempre brilló por su ausencia.

Por desgracia así es México, donde el ejercicio de la justicia, parece ser privilegio de unos cuantos, y el que la autoridad deje de convertir en archivos a las personas desaparecidas pareciera un sueño muy lejano.

Así que la próxima vez, que veas a una madre, hermana, hija, amiga, luchando por su desaparecida, si no tienes nada bueno para decir, mejor no digas nada, nunca sabemos cuando podemos ser nosotros los que estemos en esa situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Leer mas
1
Grupo de Whatsapp
Grupo de whatsapp notas de alto impacto