jue. Abr 15th, 2021

El uso de ofimática, aplicaciones informáticas que utilizamos para trabajos de oficina, estaba monopolizado desde principios de los años 90’s por el emporio Microsoft y su conocido paquete de Office que contiene procesador de texto, hojas de calculo, presentaciones. Sin embargo, con el paso del tiempo diferentes monstruos informáticos le han dado un duro golpe generando sus propias aplicaciones con adecuaciones e innovaciones mucho mas allá de lo que mismo Microsoft podría desarrollar, el caso de Open Office para Linux fue el primer gran rival al que se tuvo que enfrentar Bill Gates y su equipo de desarrolladores.

Como era de esperarse Microsoft Co. Busco la manera de minimizar estas aplicaciones, pero nunca se imaginó que en algún momento Google creciera de manera exponencial hasta posicionarse a la par y poco a poco ganarle terreno con su G Suite.

Que son un conjunto de potenciales herramientas que igualan y en muchas ocasiones superan a su tradicional Microsoft Office en todas las diferentes versiones.

A diferencia de Office 365 en su primera versión del año 2010, G Suite se podía trabajar directamente en la nube, y siendo sincero, esta nueva idea permitía tener acceso a documentos almacenados en Drive sin tener incluso una computadora cerca, lo que facilitaba muchísimo el uso de aplicaciones en el celular.

Poco a poco la evolución ha ido dando pasos enormes y ahora Microsoft igualó estas bondades y hoy día ambas plataformas ofrecen lo mismo, acceso en la nube para documentos, pero la diferencia que sigue marcando entre G Suite y Office 365 es que la suite básica de Google esta disponible para todos lo usuarios que tengan una cuenta de correo Gmail.com y esto no ha podido ser superado por ninguno.

@nrkamikaze

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat