jue. Abr 15th, 2021

México.- El viernes pasado su defensa apeló la condena y la sentencia a cadena perpetua, que Joaquín, “El Chapo” Guzmán recibió hace un año en Estados Unidos.

Fue condenado a cadena perpetua por narcotráfico, más 30 años de prisión por violencia con armas y 20 por blanqueo de dinero.

Como se recordará, el año pasado la defensa de Guzmán Loera intentó sin éxito que se repitiera
el proceso.

De nuevo, hoy buscan
impugnar la condena
que le impuso el juez
Brian Cogan.

La apelación, de 245 páginas, fue presentada por sus abogados antes de la medianoche del 4 de septiembre pasado, ante la corte de apelaciones del segundo circuito de Nueva York y da inicio a un trámite “que puede durar de dos a cinco años”, dijo a AFP la abogada del Chapo, Mariel Colón Miró.

Uno de los principales argumentos de la apelación es que deben anular el juicio, ya que uno de los jurados confesó que él y otros se informaron sobre el caso en la prensa y las redes sociales, durante el proceso, siendo que esto estaba prohibido hacer.

Otro argumento es que el aislamiento total al que fue sometido el Chapo desde que fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, le impidió colaborar en su defensa antes y durante el juicio.

“Estas medidas de confinamiento total, una tortura extrema incluso cuando debía presumirse su inocencia, violaron su 5ª y 6ª enmienda, que garantizan un debido proceso en la Constitución estadounidense”.

Haciendo memoria, Guzmán Loera movió los hilos de la mayor organización criminal dedicada al narcotráfico, durante 30 años y sabía que, aún estando preso en México, tenía posibilidades de tener un trato distinto y con privilegios.

Estuvo dos veces en penales de máxima seguridad y de ambos escapó.

El tiempo de su reclusión en México tuvo contacto cotidiano con sus abogados y su gente hasta con distintas mujeres. Fue hasta la segunda etapa de reclusión en El Altiplano en Almoloya que sus condiciones carcelarias fueron mucho más rigurosas.

Desde que fue extraditado a Estados Unidos parece que la suerte, que lo había acompañado siempre, ha llegado a su fin.

Las condiciones de su encierro son terribles, sobre todo desde el año pasado que fue declarado culpable por el juez Brian Cogan.

Ante el riesgo de que El Chapo escapara nuevamente de prisión, las autoridades estadounidenses lo trasladaron al penal de máxima seguridad ADX de Florence, que es considerado el más seguro de Estados Unidos y del mundo.

En el mencionado penal, el narcotraficante mexicano tiene vigilancia permanente y está aislado al menos 22 horas al día.

Este penal está situado en medio del desierto montañoso de Colorado, a las afueras de Denver.

Pero El Chapo y sus abogados no se dan por vencidos, ya no tienen nada qué perder.

“El juicio del Chapo Guzmán fue empañado por un exceso desenfrenado y por la extralimitación de poderes tanto del Gobierno como del sistema judicial”, dijo Marc Fernich, abogado del Chapo que lidera la apelación, en el documento.

“Estamos muy optimistas de que algo positivo saldrá de esto”, indicó Colón, que espera que la apelación sea aceptada y que el Chapo tenga un nuevo juicio.

El Chapo participó telefónicamente en la preparación del documento “y está muy optimista”, aseguró su defensa.

NR MARTHA BARRAGÁN

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat