mié. Abr 14th, 2021

NR COMUNICACIONES/31-01-2021

En días pasados el gobierno de Jalisco anunció la detección de 4 posibles casos de COVID-19 con la variante E484K, conocida como variante “sudafricana-brasileña” y reportó este hecho a las autoridades de salud federales.

Pero ahora especialistas del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara, donde se detectó esta variante, advierten que podría tratarse de una cepa mexicana del virus SARS-COV-2

Natali Vega Magaña, jefa del Laboratorio de Diagnóstico en Enfermedades Emergentes y Reemergentes (LaDEER) del CUCS, reveló que la mutación E484K detectada el pasado 27 de enero podría ser una variante local del virus y no tratarse de las cepas identificadas en Brasil y Sudáfrica con esta misma mutación.

“Tenemos que hacer más estudios. Lo que podemos confirmar, es que sí detectamos la mutación E484K y esto es un hallazgo importante, ya que no había sido reportada en México. Sin embargo, se requieren estudios más profundos como la secuenciación, así como el análisis de más muestras positivas para determinar la prevalencia de esa mutación en Jalisco”, dijo.

La investigadora dijo que en esta variante hay un cambio que puede afectar su unión con los anticuerpos neutralizantes que genera el cuerpo humano como parte de la respuesta inmunológica por infección o al recibir una vacuna.

El hallazgo se logró en conjunto con la empresa Genes2Life, dedicada a la creación de insumos enfocados en el diagnóstico por biología molecular, con quien el CUCS diseñó un ensayo molecular para la detección de las mutaciones del SARS-CoV-2.

Vega Magaña dijo que debido a que esta mutación es reciente aún faltan estudios para obtener información, por lo que se debe de tener mucha cautela y precaución con la información que se tiene y difunde.

Con información de: hoyestado

@centurión_59

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat