mié. Abr 14th, 2021

Ciudad de México a 9 de Octubre 2020.

Uno de los postres que adornan las mesas de ofrendas el día de muertos, es el dulce de calabaza, aparte de ser un postre aromático y delicioso, tiene una gran historia detrás de esta singular tradición.

En la antiguedad se asociaba la llegada de los días más fríos y oscuros con la muerte, se creía que existía una barrera entre el mundo de los humanos y el de los muertos que se abría al llegar los fríos de otoño.

Este gran vegetal redondo y anaranjado se cosecha en el otoño por eso está tan íntimamente asociado a esta temporada ya que representaba la llegada de la temporada más fría.

INGREDIENTES.

1 Calabaza de castilla lavada cortada
en trozos.

500 Gramos Tejocotes.

500 Gramos Piloncillo.

3 Piezas Canela en raja.

1 Pieza Naranja cortada en rebanadas
delgadas.

8 Piezas Clavos de olor.

1/4 Cucharadita Pimienta negra
entera.

500 gramos de guayabas

4 piezas anís estrella.

PREPARACIÓN.

Cocina a fuego alto, cuando suelte el hervor, baja la flama y tapa la olla, continúa la cocción durante una hora más aprox, deje que hiervan hasta que la calabaza esté cocida y el líquido sea una miel espesa.

Se recomienda decorar con una rajita de canela y un poco de canela molida.

La calabaza tiene un alto contenido en fibra y es muy diurética, por lo que es especialmente útil para dietas de adelgazamiento, y además, gracias a su acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago, está indicada en casos de acidez de estómago, digestiones difíciles o gastritis, ya que calma la irritación y el dolor de estómago.

Miriam Furlong para NR©️

Por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat